Jugando en la nieve

 

Esto es prueba de lo difícil que es ser modelo en Argentina. Debería existir una institución que se encargue de velar por el bienestar y la protección de los derechos de estas jóvenes profesionales que se sacrifican día tras día para que seres humanos comunes como usted y como yo podamos disfrutar de este material. Una especie de PETA o UNICEF, pero para modelos.

Compartir/Guardar